Desayuno

El típico desayuno italiano, ya sea en casa o en un bar, se compone esencialmente de alimentos dulces acompañados de café con/o leche, cappuccino o té. Con el desayuno que ofrecemos queremos reflejar nuestros hábitos.

Esta viene presentada en el comedor en común, en modo buffet, donde nuestros huéspedes pueden servirse en libre autonomía, teniendo también a disposición una cocina equipada para la elaboración de platos/bebidas calientes o café. Durante este momento suelen compartir sus experiencias en la ciudad mientras encuentran a disposición todos los días:

Brioches o croassaints, galletas, tostadas, pan de molde, mermeladas de varios gustos, Nutella, miel, cereales, fruta, leche, zumos de fruta, thé, cacao, café. 

Torna a menu